© 2019 hecho por KL SYSTEM 

PROPUESTA DE INTERVENCION

     La propuesta propone un nuevo diseño que resuelva las deficiencias detectadas, reconfigurando los espacios y proponiendo pequeños cambios de uso que redunden en beneficio del peatón. Un diseño que, además de renovar su pavimentación, resuelva los problemas creados por las diferencias de cota existentes, mejore la disposición de alcorques y ordene el aparcamiento.

Se trata de dignificar los espacios de conflicto vinculados a las escaleras y de encuentro con las calles existentes, realizando una conexión coherente entre ellas.

El presente proyecto busca aportar continuidad en todo el ámbito de intervención, dotándolo de una imagen unitaria que refuerce así su identidad de barrio. En consecuencia, se han analizado los criterios establecidos en el proyecto de renovación de la Avda. Quiroga Palacios.

 

Para un mejor entendimiento de la propuesta, se identifican varias zonas en el ámbito de intervención (ver esquema adjunto). En la FASE I se acometerán los Tramos A, B y C de la Rúa Batalla de Clavijo y la Escalinata Bispo Teodomiro. Ello supone un ámbito de actuación de 2.595,56m².

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La RÚA BATALLA DE CLAVIJO se divide en tres tramos. El primero, Tramo A con una superficie de 1.111,21m², está comprendido entre la Avenida de Lugo y el cruce con la Rúa Puente la Reina. Presenta una gran complejidad por su elevada pendiente que alcanza el 20%.

En este tramo es indispensable mejorar tanto el firme rodado como las aceras, poniendo especial atención en la anti-resbaladicidad de los pavimentos así como en tratar de mitigar al máximo las barreras arquitéctonicas que tal pendiente produce.

Se eliminará el menor número posible de plazas de aparcamiento que permita su reordenación, de modo que se facilite su uso y no interfieran en los recorridos peatonales. Las aceras se ensanchan sensiblemente y se resuelven los nuevos vados.

Entre otras medidas para mejorar los itinerarios peatonales, se retira parte del talud de roca existente.

 

Como se ha comentado anteriormente, la acera se ve invadida por la Escalinata de Bispo Teodomiro generando un punto imposible debido a la confluencia de árboles mal dispuestos, bolardos e instalaciones. Con el fin de permitir una circulación más cómoda y fluida tanto en el recorrido de la escalera como en el de la propia calle, se reconfigura el último tramo de la escalinata.

 

Identificamos un segundo tramo, TRAMO B: 484,50m², que continúa el anterior hasta las escaleras que dan acceso a la Avda. Quiroga Palacios. En este tramo se produce una circulación semipeatonal con una configuración espacial no adecuada e insegura para el viandante.

Se decide actuar de manera singular generando un espacio de convivencia entre peatones y vehículos, de modo que se potencie y cualifique la circulación existente. Se aporta un nuevo espacio al barrio, que expande el pequeño punto de reunión que se da escaleras arriba y mejora la escalinata.

 

 

La primera decisión es elevar la calzada a cota de la acera y reducir el estacionamiento para favorecer que el peatón sea el auténtico protagonista.

Se reconfiguran las pendientes de la calle y se generan nuevas plataformas que permitan adaptarse a los accesos de viviendas y garajes en aras de dotarlos de cierta planicidad y por tanto, comodidad de uso.

El tráfico se permite pero bajo restricciones, reservándose a residentes y sus operaciones de carga y descarga.

Son los movimientos peatonales y las posibilidades de circulación rodada lo que determina la configuración de este espacio. Las nuevas piezas y la vegetación lo conforman. La elevación del tramo marca un nuevo carácter en la calle que redunda en la protección del peatón.

 

 

 

Ya en el final de esta calle, una vez atravesada la Avda. Quiroga Palacios, localizamos el TRAMO C: 650,90m². En éste, se establece una estrategia similar a la proyectada para Quiroga Palacios, si bien tenemos una sección de 10m y es por tanto ineludible el eliminar una de las dos líneas de aparcamiento en paralelo.

Los accesos a garajes requieren de una solución propia dadas las graves diferencias de cota con la vía.

 

Respecto a las instalaciones, se renueva el saneamiento en toda la calle ya que a día de hoy es unitario y presenta continuos problemas en períodos de lluvias intensas. Se plantea una red separativa de pluviales y residuales.

El abastecimiento se realiza mediante tuberías de fibrocemento en el tramo inferior de la calle y en el tramo superior (C) con tubería de fundición. Se traza una nueva red de abastecimiento sustituyendo el fibrocemento y homogeneizando la red en fundición.   

En cuanto al alumbrado, se renuevan las farolas igualándolas al modelo existente en la Avda. Quiroga Palacios, con luminarias LED. Su trazado se soterrará eliminando los cruces aéreos y el cable de fachada correspondiente.

 

Una vez que se está interviniendo globalmente en el barrio a través de la propuesta ya ejecutada de Quiroga Palacios y de los proyectos para las calles aquí descritas, se considera interesante aplicar unas pequeñas modificaciones casi a modo de pequeña cirugía en la escalinata mencionadas de BISPO TEODOMIRO. Con la renovación puntual de ciertos pavimentos, la implantación de una vegetación adecuada así como la actualización de luminarias se puede conseguir una importante mejora en estos recorridos que ya por su geometría se hacen complicados para personas de edad avanzada o con dificultades en la movilidad.

 

La ESCALINATA BISPO TEODOMIRO une dos calles que quedarán renovadas, viéndose necesario resolver adecuadamente los encuentros de ésta con ambas.

En la conexión con Quiroga Palacios se produce un problema de cambio de cota por las diferentes rasantes de los pavimentos. Aunque la propuesta para la renovación de la avenida reduce este problema, es necesario intervenir en el ámbito de la propia escalinata para resolverlo completamente.

En este mismo espacio de conexión se sitúa el nuevo Centro de Mando, antes ubicado en el interior de la torre del CT de la parcela del Seminario Menor, y la canalización que alimenta la iluminación de la escalinata.

Se sustituirán las luminarias existentes por unas nuevas en consonancia con el resto del proyecto.

 

El abastecimiento, ahora un ramal de la red que discurre por Quiroga Palacios, se conectará al nuevo trazado propuesto en la Rúa Batalla de Clavijo aprovechando la intervención ya mencionada en el espacio de conexión con dicha calle.

Con tal intervención, se entierra el armario en superficie de Telefónica que supone un obstáculo para la circulación peatonal y se recogen las aguas de pluviales provenientes de la bajante del nº1 que actualmente vierte a la vía pública.

Se plantean nuevos pozos de pluviales y residuales con sus conexiones a la nueva red de saneamiento de la Rúa Batalla de Clavijo. De este modo, aparte de resolver los problemas actuales, se facilita una modificación futura de la red que discurre bajo la escalinata.

 

En el conjunto de la propuesta y con respecto a las redes de telecomunicaciones (Telefónica y R) y electricidad (Unión fenosa), se proyecta su soterramiento eliminando los numerosos cruces que el trazado aéreo produce y retirando los cables de las fachadas.

Antes del inicio de la obra será necesario realizar el marcado de las redes existentes con sus respectivos propietarios para obtener información detallada de su trazado y poder garantizar la seguridad en el transcurso de la ejecución de la obra.

En el plano S03 se recoge la información del estado actual de las diferentes redes, siendo los planos de I01 a I08 los que reflejan las nuevas instalaciones propuestas.